18 de julio de 2024

Músicos de todo el país criticaron a Schiaretti por intentar suspender los shows

Los principales referentes de la música nacional se sumaron al reclamo de la industria cordobesa para que la Provincia autorice los espectáculos y recitales. El viernes, los habían suspendido hasta el 31 de marzo.

En un error de cálculo político y pese a la sugerencia de algunos de sus funcionarios, el gobernador Juan Schiaretti prohibía hace algunas horas los espectáculos y recitales al aire libre en toda la provincia.

Una medida que provocó, de inmediato, la reacción del sector aludido y una campaña que trascendió las fronteras de Córdoba y que tuvo a las principales figuras de la música nacional pidiéndole directamente al mandatario provincial que revea su postura.

La presión política creció durante el fin de semana e incluyó también un duro comunicado del Comité Provincia de la UCR que preside Ramón Mestre, que acusó al gobierno de "no tener un plan" y "estar destruyendo la cultura de Córdoba". Ese combo de reproches obligó a las autoridades a convocar, en pleno feriado del lunes, a empresarios de la industria a una mesa de concertación para revisar los dispuesto.

Tras la reunión de la que participaron autoridades de la Agencia Córdoba Cultura y el propio ministro de Salud, Diego Cardozo, la Provincia decidió dar marcha atrás y dijo que hubo un "error de interpretación y comunicación" ya que la voluntad política "nunca fue prohibir".

En principio, quedó sin efecto la suspensión que regía sobre espectáculos y shows hasta abril próximo y el lunes habrá una nueva reunión para definir la modalidad del regreso a la actividad y los protocolos.

Cabe recordar que el viernes pasado, la Provincia comunicó esa disposición en el marco de las nuevas flexibilizaciones autorizadas luego de que intendentes (propios y opositores) avanzaran de manera autónoma en más aperturas obligando al Centro Cívico a tener que unificar criterios y reordenar el esquema de lo que está y no permitido en Córdoba.

Sin embargo, pese a que se habilitaron -entre otras cosas- las reuniones familiares hasta diez personas para los fines de semana y los eventos sociales al aire libre con un máximo de hasta 100 asistentes, el gobierno había prohibido hasta el 31 de marzo próximo el funcionamiento de boliches y la realización de recitales o espectáculos tanto aire libre como en espacios cerrados.

Por la expectativa que albergaba el sector vinculado a los shows y espectáculos de Córdoba cuyos representantes ya venían dialogando con distintos funcionarios del gobierno incluso acercándoles propuestas y protocolos, la decisión cayó mal y generó una ola de repudios.

El reconocido productor musical José Palazzo fue uno de los primeros en saltar públicamente y apuntarle a Schiaretti por "discriminar" al sector, mientras que la Cámara de Industria de Espectáculo y Afines criticó al gobierno de Córdoba por negarse "de manera sistemática" a habilitar las distintas actividades de espectáculo pese a que la Nación ya elaboró un protocolo.

Luego se sumaron a la campaña por redes promovida desde Córdoba figuras como Coti Sorokin, Andrés Calamaro, Juanse, Iván Noble, el DJ Hernán Cattaneo, Pity Fernández y Ciro, entre otros tantos cantantes de grupos reconocidos.

"Quiero pedir al gobierno de Córdoba que por favor revea la medida de prohibir los espectáculos artísticos, los shows al aire libre. Muchísima gente vive de esto. Queremos respetar los protocolos que a nivel nacional están aprobados, no se entiende por qué la medida del gobierno cordobés", Andres Ciro Martínez, cantante de Los Piojos y de Ciro y Los Persas, y cómo ese, se replicaron los mensajes que tuvieron como blanco al gobierno de Juan Schiaretti.

Desde IDEAR, la cámara del entretenimiento argentino, también salieron al cruce de la decisión de Schiaretti. En un comunicado oficial, aseguraron que "habilitar la provincia al turismo pero prohibir el espectáculo es una decisión completamente inentendible. Existen protocolos y el entretenimiento al aire libre es algo que ya está ocurriendo en distintas ciudades del país. En muchas otras, se está trabajando. Pero en ningún lado se decidió prohibirlo. Esta decisión hará que proliferen aún más las fiestas clandestinas sin ningún tipo de protocolo ni control por parte del mismo gobierno que quiere prohibir el entretenimiento seguro y ordenado. Llamamos a las autoridades cordobesas a rever la situación y seguir trabajando en conjunto con los empresarios locales para encontrar una solución. Hagamos correr la voz".