Pronóstico de Tutiempo.net

Dólar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}
Uruguayo ${urug_c} / ${urug_v}

Caída Libre: La industria bonaerense cayó un 4,4% en julio y las expectativas se derrumban

La Federación Económica de la provincia de Buenos Aires sostiene que las pequeñas y medianas empresas ya enfrentan “ruptura de la cadena de pagos”. Sólo un 6% cree en la recuperación de ventas.

La industria bonaerense registró una caída del 4,4% en julio respecto de igual mes del año 2017, de acuerdo a un reciente informe de la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires (FEBA).

Los datos se vinculan con un contexto que arroja muchos interrogantes. Ya el INDEC había informado que para el mismo período la industria nacional mostró una merma del 5,7% interanual, es decir, n los primeros siete meses del año un crecimiento nulo.

Para FEBA la situación Pyme es “muy preocupante”. Y con la caída en la Provincia, el escenario se vuelve más complejo. El crecimiento acumulado de la industria bonaerense en los primeros siete meses del año se redujo a 1,65%.

“En este escenario el segmento PyME, ya enfrenta ruptura de la cadena de pagos y falta de precios de insumos de producción”, advierte el informe.

La entidad destaca, por otro lado, que las expectativas de los industriales PyMEs bonaerenses de cara al último trimestre del 2018 son altamente negativas. Solo un 6% espera que las ventas aumenten en el último trimestre, lo que expresa la baja esperanza en la recuperación de las ventas del sector.

Por otro lado, de las doce ramas industriales relevadas, diez registraron caídas. De esas nueve, seis se encontraron por debajo de la media de la industria: industria del tabaco, industria textil, Edición e impresión, refinación de petróleo, sustancias y productos químicos, metalmecánica.

El informe de FEBA destaca que solo dos ramas mostraron desempeños positivos en el mes de julio 2018: industrias metálicas básicas y automotriz. Sin embargo, la automotriz operó con un nivel de ociosidad cercano al 50 % durante el mes de julio.

 

 

 

En ese sentido, a nivel general, la utilización de la capacidad instalada se ubicó en 60% en julio. Los niveles de utilización de la capacidad instalada se encuentran 5 puntos por debajo de los de un año atrás y dan cuenta de un 40% de ociosidad, indica FEBA.

Por otro lado, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) difundió que la actividad económica del segundo trimestre del año cayó 4,2%, la mayor caída en los últimos años.

Según el informe, la caída tuvo que ver con la reducción de las exportaciones de un 7,5%, y el ajuste del consumo del sector público del 2,1%. El contexto, además, es el de la corrida cambiaria, y la devaluación de la moneda nacional.

2018-09-20T13:34:15+00:00 septiembre 20th, 2018|Economía|