Pronóstico de Tutiempo.net

Dólar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}
Uruguayo ${urug_c} / ${urug_v}

Copa Libertadores: Boca Jrs sacó una luz de ventaja, mientras River y el Rojo quedaron a mano

El juego de ida de cuartos de final de la Copa Libertadores favoreció al xeneize argentino. Mientras el cruce entre River e Independiente terminó igualado sin abrir el marcador.

Boca Juniors sacó una valiosa ventaja en los cuartos de final de la Copa Libertadores, al imponerse 2-0 sobre Cruzeiro, de Brasil, en el juego de ida disputado en el estadio La Bombonera. Mauro Zárate y Pablo Pérez marcaron los goles, pero Wílmar Barrios se destacó al ser salvador en una jugada de gol del rival y hacer una gran presentación.

Zárate puso adelante al Boca Juniors con un golazo tras una jugada colectiva, a los 35 minutos; y en el comienzo del segundo tiempo, el mediocentro colombiano Wílmar Barrios evitó sobre la línea el empate de la formación brasileña. La puntilla del conjunto xeneize llegó a nueve minutos del fin del tiempo reglamentario, con un remate potente que sucedió a un defectuoso rechazo de la defensa del Cruzeiro.

El partido de ida de los cuartos de final mostró a un conjunto brasileño en cortocircuito entre el punta argentino Hernán Barcos, con los creativos Thiago Neves y Robinho. Por contra, muy activo se mostró tridente ofensivo de los locales formado por Zárate, Pavón y Darío Benedetto. El primer tanto llegó a través de una combinación por la derecha del ataque de Zárate y Pérez que con un pase al vacío dejó al delantero para una definición exquisita ante la salida de Fábio. Con la ventaja en el tanteador, Boca tuvo sus mejores pasajeS hasta el descanso, pero al regreso Cruzeiro dispuso de quince minutos de dominio. En este tiempo, el portero Andrada intervino en una llegada de Rafinha y Wilmar Barrios sacó un balón sobre la línea de Robinho para mantener la ventaja en favor del local.

Sobre el minuto 71 un choque entre Andrada y Dedé llevó al árbitro Eber Aquino a consultar el sistema videoarbitraje (VAR). Optó por expulsar al defensa brasileño, una decisión criticada por ambos equipos y hasta los hinchas argentinos.

En el minuto 81, un mal despeje de Edilson derivó en un furibundo disparo de Pablo Pérez en el borde del área para inflar la red y decretar el segundo tanto de Boca. El propio Edilson pudo descontar al final pero Andrada desvió un tiro libre por encima del travesaño para que Boca viaje a Belo Horizonte con una tranquilizadora ventaja.

Cruzeiro deberá elevar su nivel futbolístico y encontrar macizo apoyo de su público para buscar el 4 de octubre remontar la diferencia, para cambiar la historia de la serie.

 

Otra vez brilló Armani: Independiente y River Plate empataron 0-0

Todo sigue abierto, ni siquiera hay una tendencia muy clara, pero sí hay palabras elogiosas para este primer partido entre Independiente y River Plate, en el duelo de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores. Un partidazo sin necesidad de que hubiera goles, responsabilidad que hay que ubicar en dos grandes arqueros, Martín Campaña y Franco Armani. Una ida en el estadio Libertadores de América que incrementó la expectativa para la vuelta en el Monumental. Seguramente el resultado conforma un poco más a River, pero el 0-0 tampoco es para que Independiente se dé la cabeza contra la pared.

Se tenían ganas y lo demostraron del primer al último minuto, los dos quisieron estar a la altura de sus mejores antecedentes. Comparten el gusto por la pelota y la ambición es un rasgo que los identifica. El primer tiempo se llenó de significados futbolísticos. Nada de artimañas ni mezquindades. A jugar, con ideas, entereza y pasión. En esa pulseada, River fue más, por sentido colectivo, lectura táctica y concentración. A Independiente no le faltó carácter, pero anduvo más por la cornisa y cuando parecía que trastabillaba lo salvó Campaña. Una, dos, tres, cuatro veces en los primeros 45 minutos, ante remates de Montiel, Pratto, Franco y Pity Martínez.

River, muy firme y cohesionado, con Ponzio como patrón en la zona central y el juvenil tucumano Palacios como un auxilio constante para la recuperación y darle salida a la pelota, lo perforó a Independiente por los costados. Las proyecciones de Montiel y Casco, asociados con Quintero y Martínez, desnudaron las falencias locales en el retroceso.

River jugaba con autoridad e Independiente respondía con arrestos; el local era superado en dinámica y en ordenamiento grupal. El equipo de Gallardo cubría mejor el campo, no le quitaba un ojo al desarrollo. Hernández quedaba aislado, la pelota le pasaba por arriba. No le salió bien a Holan la apuesta de Romero por la derecha: ni frenó a Casco ni fue productivo en ataque.

Sufría Independiente, pero no daba el brazo a torcer. Esperaba su momento y lo tuvo con Meza por la izquierda, con un remate que devolvió el travesaño. Holan intervino en el descanso para que el partido no se siguiera jugando como quería River. Ingresó Gastón Silva por Francisco Silva para armar una línea de tres y soltar a Bustos y Sánchez Miño como carrileros. Y River ya no controló el medio campo, por primera vez se vio superado e incómodo. Independiente lo interpretó bien y se animó más, armó maniobras que antes no podía.

Tuvo otra intensidad el Rojo. Llegó con un remate de Silva en un poste y Armani no quiso ser menos que Campaña en una tapada estupenda a Gigliotti. River ya no cortaba en el medio y Gallardo puso a Mayada sobre la izquierda para contener a Bustos y ayudar a Casco, que lidiaba con un wing puro como el ingresado Cerutti, que anduvo más por el piso que de pie.

Holan arriesgó con la última modificación para los 25 minutos finales: un delantero (Benítez) por un volante de contención (Domingo); Hernández pasó de mediocampista retrasado. El partido seguía teniendo un montón de matices, estratégicos y anímicos. No aburrió en ningún instante. River oxigenó el ataque con Mora y Scocco. El ajedrez de los bancos también disputaba su duelo.

Independiente sintió el gran desgaste y aflojó un poco en los últimos 20 minutos. Volvió a aparecer Campaña para tapar ante Mayada. Los 90 minutos se cerraron con Borré que no llegó a definir a centímetros de un poste. Los hinchas de Independiente despidieron al equipo con aplausos, hay que hacerlos extensivos a River y a un partidazo de Copa Libertadores.

2018-09-20T12:44:23+00:00 septiembre 20th, 2018|Mix|