16 de junio de 2024

Posse consideró que las nuevas medidas deben enfocarse en las reuniones sociales y “no tocar la economía ni la educación”

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, consideró que “hay que controlar las reuniones sociales” pero “de ninguna manera tocar la estructura productiva ni la educación” con las medidas que puedan aplicarse en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) ante el rebrote de Covid-19.

Posse se refirió así a la reunión que mantendrán este sábado el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para evaluar la situación sanitaria y remarcó la necesidad de “funcionar bien en las relaciones sociales y el comercio con los protocolos”, antes de aplicar algún tipo de restricción más estricta.

“Hay que controlar las reuniones sociales, de ninguna manera tocar la estructura productiva ni la educación”, sostuvo el jefe comunal en declaraciones a la señal A24, al tiempo que consideró que en las escuelas se debe “trabajar con burbujas” de manera “intermitente”.

El dirigente radical atribuyó la suba de casos de coronavirus de los últimos días en buena medida a los encuentros y reuniones sociales y subrayó la importancia de “cuidar el tema de no producir aglomeraciones”.

Consultado sobre el intercambio de críticas del pasado viernes entre el Presidente y dirigentes de Juntos por el Cambio por la compra de vacunas, Posse opinó que “el cruce en el medio del rebrote causa vergüenza ajena”.

“Me parece que tenemos que cerrar el frente todos, oposición y oficialismo, para tener una muy buena política exterior, una política de Estado, para acceder a la vacuna”, sostuvo el mandatario comunal.

Por otro lado, afirmó que “en Buenos Aires se avanzó, es sostenida la vacunación” y sugirió que por esa razón “hay que tener paciencia”, tras lo cual agregó: “Nadie desea que esto vaya mal desde la oposición, queremos ser gobierno para que esto se haga bien, pero sobre la base de que se haga bien ahora”.