20 de septiembre de 2021

Alerta global por el avance de la variante Delta del Covid-19 y comienzan nuevas restricciones en todo el mundo

La peligrosa Variante Delta del SARS-CoV-2 del Covid-19 tiene en alerta al mundo cuando parecía que la pandemia comenzaba a ceder. La expansión hizo que esa mutación del coronavirus se haga predominante en Reino Unido y la India, y desde allí comenzó a expandirse.

De hecho, la OMS puso especial énfasis en esa variante, que se revela como la más peligrosa de las mutaciones hasta ahora, con una mayor tasa de contagio y una aparente mayor mortalidad.

Debido a esto es que la Argentina limitó el ingreso de personas al país con un cupo diario de 600 viajeros. Pero no es el único país que toma medidas.

El nuevo aumento semanal de casos de coronavirus relacionados con la Variante Delta del SARS-CoV-2, en todo el Reino Unido, es el motivo por el que Inglaterra no adelantará el levantamiento total de las restricciones de la cuarentena, que tiene fecha estimada para el 19 de julio.

Así lo sugirió hoy el primer ministro, Boris Johnson, durante una visita a una fábrica de pinturas en Batley, una localidad situada en el condado de Yorkshire, en Inglaterra,

España volverá a exigir un test anticovid negativo a los turistas británicos que vengan a este país, ante el aumento de los contagios en el Reino Unido atribuido a la variante Delta, informó este lunes el gobierno.

Rusia impuso nuevas restricciones para detener el furioso avance del coronavirus, que ha provocado récords de muertes en sus dos principales ciudades golpeadas por la variante Delta, en plena propagación en el mundo y responsable de un freno en la apertura en países impacientes por volver a la normalidad.

Tanto Moscú, con 124 decesos en las últimas horas, como San Petersburgo, con 110, superaron este lunes sus respectivas marcas diarias de fallecidos por el covid que habían alcanzado durante el fin de semana (114 y 107 respectivamente).

Australia luchaba hoy por contener varios brotes de la Variante Delta del SARS-CoV-2 del coronavirus en distintos puntos del país, en lo que algunos expertos describen como la etapa más peligrosa de la pandemia en el país oceánico desde sus primeros días.

La oriental ciudad de Syden y y la norteña Darwin estaban hoy las dos bajo confinamiento, mientras que la occidental Perth y la oriental Brisbane decretaron el uso obligatorio de tapabocas.

En Perth, autoridades advirtieron que la ciudad podría imponer un confinamiento luego de que un residente dio positivo en coronavirus tras haber estado en Sydney, donde comenzó el actual rebrote en Australia, hace más de una semana.

La pandemia no se ensañó tanto con Australia como con otros países, y acumula menos de 31.000 casos y 910 muertes desde que registró las primeras infecciones.

Sin embargo, los nuevos rebrotes han puesto bajo la lupa la lenta campaña de vacunación, que apenas tiene completamente inmunizados al 5% de los 25 millones de habitantes del país.

Bangladesh registró récord de muertes por coronavirus en un día y cerró hoy casi todos sus transportes públicos antes de imponer un confinamiento estricto decretado para tratar contener un aumento de casos atribuido a la variante Delta del virus.

La variante, que es más contagiosa y tiene el potencial de ser más letal, se descubrió primero en la India, donde causó un brote devastador que este mes empezó a remitir, pero ya está presente y en franco avance en unos 85 países, incluyendo varios de Asia.

Tailandia, uno de ellos, informó hoy un récord de más de 5.400 casos, mientras que las autoridades de Malasia extendieron ayer un confinamiento general nacional vigente desde el 1 de junio hasta que se alcancen ciertas metas sanitarias.

En Bangladesh, autoridades de Salud informaron hoy un récord de 119 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, informó la agencia de noticias AFP.

Desde hace varios días, los nuevos contagios rondan los 5.000 casos, un aumento que según las autoridades se debe a la Variante Delta del SARS-CoV-2.

La mayoría de los 168 millones de habitantes del país tendrán que confinarse a partir del jueves, y no desde hoy, como se había anunciado en un principio, la semana pasada.

Sólo los servicios esenciales y las fábricas que trabajan para la exportación están autorizadas a seguir con sus actividades. Los mercados, comercios, transportes y oficinas dejarán de funcionar de aquí al jueves.

En Daca, la capital, con 20 millones de habitantes, miles de personas tuvieron que ir a trabajar a pie, en medio del bochorno de la temporada del monzón.

El anuncio del confinamiento provocó un éxodo masivo de los trabajadores migrantes en Daca para regresar a sus provincias de origen.

Bangladeh acumula más de 880.000 contagios y más de 14.000 fallecidos desde el inicio de la pandemia, pero los expertos estiman que el balance real es mucho más elevado.

En Tailandia, autoridades anunciaron hoy un récord de 5.406 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, con un brote particularmente intenso en Bangkok, la capital, y provincias del sur del país.

Autoridades también anunciaron hoy haber detectado en Bangkok un primer caso de la variante Beta del coronavirus, identificada por primera vez en Sudáfrica.

El paciente es un trabajador de un mercado de la ciudad cuyo hijo vino a visitarlo desde la sureña provincia de Narathiwat.

Tailandia acumula 249.853 infecciones por coronavirus, más del 88% de los cuales corresponden a la tercera ola de la pandemia, que empezó en abril.

El Ministerio de Salud tailandés informó hoy 22 nuevas muertes en 24 horas, con lo que el total subió a 1.934, el 95% de las cuales ocurrieron durante la tercera ola.

Según testeos al azar hechos por el Gobierno entre abril y junio, el 86,3% de los casos de la variante Alfa, o británica; el 12,3% de la Delta, y el 1,4% de la Beta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *